18 de abril de 2022

Ropa americana: vestimentas exclusivas que le dan un respiro al planeta

Hace décadas que en nuestro país se vende ropa de segunda mano, más conocida como “ropa americana”, pero sólo desde hace pocos años ésta se comercializa sabiendo que tiene un valor agregado: el reciclaje. Sí, porque al utilizar una vestimenta que otra persona ya usó, se deja de comprar una prenda nueva, la que genera altos costos medioambientales para el planeta

De acuerdo a datos de la Organización de las Naciones Unidas, en la elaboración de unos jeans, una de las prendas más típicas a nivel mundial, se consumen alrededor de 7500 litros de agua. Eso es lo que, en promedio, bebe una persona en siete años. Sólo este dato debe llevar a la reflexión y comenzar a pensar en vestirse de otra manera. Una alternativa es la ropa americana que, si bien ya ha sido utilizada, generalmente se encuentra en muy buenas condiciones, entre otras virtudes

Además, adquiriendo este tipo de ropa, se ayuda a la economía de pequeños locatarios y emprendedores

Como en casi todos los rubros, las ventas han sufrido una caída importante

Quienes se dedican a vender ropa usada, saben del beneficio que esto genera al planeta

El impacto ambiental que provoca la industria de la moda es gigantesco. Otro dato que lo comprueba es que la fabricación de todo el vestuario, en general, utiliza 93 mil millones de metros cúbicos de agua cada año, líquido suficiente para la sobrevivencia de unos 5 millones de personas