9 de noviembre de 2022

Delegación Provincial y municipio andino apuestan por mayor fiscalización

Durante los últimos dos meses el trabajo que ha desarrollado el municipio junto a Carabineros y la PDI, en torno al plan de ordenamiento comercial del centro de la ciudad, ha permitido la clausura de al menos seis locales comerciales que funcionaban sin la documentación adecuada y es que se detectó que solicitaban determinados permisos, pero luego operaban bajo otro rubro, básicamente con estos llamados mini casinos.

La idea de mantener el trabajo coordinado, derivó en que la Delegación Provincial se sumara y hoy apueste por una mayor fiscalización.

 
Pero no solo en el damero central y con temas relacionados a este tipo de negocios, sino que también en contra del comercio ambulante que hoy ya volvió a las calles. Esta vez, fueron los feriantes los que piden mayor fiscalización y es que para nadie es un misterio que en días de feria se instalan personas a vender cigarrillos presumiblemente de contrabando, perfumes y ropa falsificada y hasta medicamentos que en farmacia solo se venden con receta retenida.

 
En lo particular de los mini casinos clausurados, durante las últimas horas Carabineros debió detener a una pareja de ciudadanos chinos que rompieron los candados y sellos de clausura, para ingresar a su local. Acción reiterativa dado que ya la semana pasada la mujer detenida, había sido descubierta intentando ingresar al mismo recinto.

TEMAS