23 de noviembre de 2021

REALIDAD HÍDRICA PODRÍA GENERAR MIGRACIÓN OBLIGATORIA DE LA POBLACIÓN

Tristemente no se trata de una novedad… la falta de precipitaciones hace ya 13 años ha provocado una megasequía en toda la zona central del país y los sectores rurales son los más afectados .

Y es que es donde se concentra la agricultura, donde las personas consumen agua de pozos y donde hoy la realidad es de sobrevivencia.


Las proyecciones no son muy alentadoras y es que han aparecido nuevos fenómenos naturales que impiden la llegada de sistemas frontales durante los inviernos, el cambio climático afecta el ecosistema y la contaminación avanza de la mano con la desertificación. Siendo así, el panorama es crítico, haciendo pensar incluso que en algún momento podría producirse una migración masiva desde la ruralidad a lo urbano.


Lo anterior en materia netamente de la falta de agua para el consumo humano, pero también está la escasez del recurso en la producción agrícola, lo que tiene consecuencias inmediatas como tener que decidir que plantación salvar.


Esto último produce otros dos fenómenos negativos. Por una parte la desaparición de insectos, herbívoros y ganado que en tiempos normales se alimentarían de esas plantas que hoy no crecen, y por otro lado, la aparición de maleza que en definitiva es solo combustible que propicia los incendios forestales.


Frente a este escenario, la zona central es una de las más afectadas… La vegetación que hoy es el equivalente a combustible, va a tener características mucho más secas y eso sirve para que haya más frecuencia y extensión de los incendios.