9 de octubre de 2020

PDI recupera carruaje tipo calesa robado desde Iglesia San Francisco de Curimón

Lo que iba a demorar a lo máximo unos 8 meses se transformaron en tres años. Esto luego que una mujer se llevara desde el museo San Francisco de Curimón, y con el consentimiento del párroco, un carruaje para su restauración.

Detectives de la Brigada Investigadora de Delitos Contra el Medioambiente, Bidema, de la Policía de Investigaciones de Chile, en cojunto con el Ministerio Público, lograron la recuperación de especies sustraídas desde el Monumento Histórico Nacional Iglesia y Convento de Curimón de San Felipe y junto con ello la detención de una persona por este hecho.

 

Según antecedentes aportados por la PDI, una mujer identificada con las iniciales T.A.B.B., quien registra antecedentes anteriores por apropiación indevida, se acercó en 2017 hasta dependencias de la Iglesia con la finalidad de ofrecer sus servicios como una supuesta restauradora y así ganar la confianza del párroco y administrador del recinto.

 

Una vez logró persuadir a quienes se encontraban a cargo del lugar, procedió a retirar un carruaje, argumentando que en el plazo de un mes lo retornaría con los arreglos realizados, hecho que nunca ocurrió.

 

Con esta información y luego de un trabajo de análisis criminal, la policía civil pudo dar con el paradero de la detenida y así recuperar esta especie que en palabras del jefe de la Bidema Valparaíso, subprefecto Carlos Valenzuela “posee un valor comercial que es imposible de cuantificar, ya que constituye un objeto único, construido a inicios del 1700 y que está autentificado por el Servicio Nacional de Patrimonio Cultural como original, lo que le concede un alto valor patrimonial para el Estado de Chile”.

 

La imputada fue puesta a disposición de la justicia para ser formalizada.