3 de septiembre de 2020

Embajador de Australia conoció proyecto de automatización de compuertas en Los Andes

Hasta la comuna de Los Andes llegó el Embajador de Australia en Chile, para conocer el trabajo que están desarrollando de manera mancomunada, los integrantes de la primera sección del río Aconcagua, la Comisión Nacional de Riego, Codelco Andina y la Seremi de Agricultura, en torno a la automatización de compuertas para mejorar el uso del recurso hídrico.
Una iniciativa en la que se logran importantes experiencias, más aún considerando las similares características de ambos países que hoy sufren con el cambio climático.

Embajador de Australia conoció proyecto de automatización de compuertas en Los Andes

Hace más de un año se inició el trabajo conjunto que permitió a la Junta de Vigilancia de la primera sección del Río Aconcagua, postular a un proyecto para mejorar los sistemas de riego y asegurar el escaso recurso hídrico de la zona. Así se automatizaron 25 compuertas en toda la provincia y que hoy permiten mejorar la utilización del agua a través de sistemas computacionales.

El trabajo fue desarrollado por la empresa australiana Rubicon Water, y en ese contexto, el embajador de Australia en Chile visitó Los Andes para conocer in situ el funcionamiento de la iniciativa, que a través de tecnología de punta permite asegurar y mejorar la distribución del recurso hídrico.

“Con Australia tenemos en común la escasez de agua, es por eso que, ver en persona, el desarrollo de tecnologías australianas para asegurar que los usuarios tengan el acceso correcto a ésta es impresionante. Es muy importante lo que han logrado en esta Junta”, señaló el embajador de Australia en Chile, Todd Mercer.

Un proyecto que aporta considerablemente en el resguardo del escaso recurso hídrico que hoy se busca pueda ser replicado para mejorar el acceso al agua.

La experiencia hasta el momento ha sido positiva, aún cuando por ser un proyecto nuevo, se han producido errores que afortunadamente se subsanaron rápido.

Hoy además, la visita del embajador de Australia en Chile a juicio de los integrantes de la junta de vigilancia, es un importante apoyo para el desarrollo de nuevas iniciativas.

La Junta de Vigilancia como organización de usuarios, no es titular de derechos de agua, sino que gestiona recursos, con un equipo técnico, para generar proyectos de ingeniería que ayuden a llevar el agua a quienes les corresponda y en la proporción adecuada.

“Recibir al embajador es un tremendo espaldarazo a la realización de este tipo de proyectos. Es un paso importante en inversión y tecnología, pero, sobre todo, de trabajo colaborativo, lo que aportará a la sustentabilidad del río Aconcagua, demostrando que se puede progresar con la unión de las organizaciones, comunidades de agua y de instituciones del Estado”, indicó el presidente de la Junta de Vigilancia, Javier Crasemann.

Esta iniciativa en particular permite que la compuerta calcule el caudal, utilizando su propio sistema de medición de los niveles hídricos aguas arriba y aguas abajo, con un error inferior al 2,5%. De esta forma se monitorean los caudales y sus fluctuaciones, se logra un control a distancia y se facilita la gestión.

La medición del caudal es instantánea, por lo que incorporado a un sistema de gestión computarizado hace que todo el proceso sea más eficiente.