13 de abril de 2021

Denuncian mal actuar por construcción de baños públicos en la puerta de casa en Rinconada

A fines de marzo comenzó el proyecto, luego se paralizó por algunos días producto precisamente de los reclamos. Pero ahora nuevamente se retomaron los trabajos.

La necesidad de contar con baños en los principales paseos públicos de cualquier ciudad es siempre un requerimiento de la ciudadanía, sin embargo, cuando estos proyectos no son socializados, generan más que un problema. Eso es precisamente lo que hoy está denunciando la familia Vergara Solar en la comuna de Rinconada.


Alicia Solar a sus 88 años de edad, fue directora de la Escuela 13, hoy conocida como Escuela Perfecto de la Fuente, su marido un destacado ex funcionarios público, fue Tesorero comunal y luego Tesorero provincial en Los Andes. Su domicilio ubicado en calle Sargento Aldea 46, a metros de la plaza de armas de Rinconada. Hoy, pegado a la pandereta divisoria de su inmueble se inició un proyecto que busca construir baños públicos. De concretarse la iniciativa, esta adulto mayor tendrá baños literalmente en la puerta de su dormitorio.


Como relata Álvaro, a fines de marzo comenzó el proyecto, luego se paralizó por algunos días producto precisamente de los reclamos, pero ahora nuevamente se retomaron los trabajos.


No se oponen a la construcción de baños públicos pues entienden la necesidad, pero denuncian la falta de empatía con quienes serán los principales afectados y es que en el sector ni siquiera existe sistema de alcantarillado.


Desde el municipio, respondieron inmediatamente a esta polémica. Fue la propia directora de obras, Claudia Palma, quien enfatizó en que el proyecto responde a una sentida necesidad de los vecinos y que fue conocida a través de una consulta ciudadana, que cuenta con todos los permisos necesarios desde el año pasado, cuando se llamó a licitación pública para el inicio de obras.


Respuesta que no deja para nada conforme a esta familia que al igual que las otras tres que residen en las inmediaciones de la plaza de armas, han vivido por cerca de cincuenta años en ese lugar y ahora, estos baños públicos están significando un serio problema.


Se sienten afectados en sus derechos e intereses por el desvalúo de la propiedad donde aseguran, el proyecto está utilizando el 75% del frontis de la vivienda.